Barcelona celebra la IV Convención de las Voces de las Personas Mayores

Estándar

Imagen convenciónLos pasados días 3 y 4 de febrero, el Auditorio Axa de la Avenida Diagonal de Barcelona acogió la IV Convención de las Voces de las Personas Mayores, organizada por el Consejo Asesor de las Personas Mayores de Barcelona, órgano consultivo y de participación del Ayuntamiento de Barcelona para las cuestiones referentes a las personas mayores de la ciudad. Las jornadas, a las que asistieron más de 750 personas, se centraron en el bienestar, la salud, la igualdad y el buen trato hacia los mayores, y en su compromiso y participación en la vida cotidiana de la ciudad.

La primera de las dos jornadas de la IV edición de la Convención de las Voces de las Personas Mayores, organizadas con el apoyo de la Diputación de Barcelona, fue inaugurada por el alcalde de Barcelona Xavier Trias, que destacó que “la transformación de Barcelona es una transformación de éxito, no solo urbanística sino sobre todo demográfica, con un aumento significativo de la esperanza de vida que exige nuevos planteamientos para adaptarse a esta realidad”. Trias añadió que “Barcelona es una ciudad del bienestar que da respuesta a las necesidades de la gente mayor para que ésta viva en plenitud, se sienta activa, participe, genere convivencia y complicidad”.

La Comisionada de Alcaldía de la Gente Mayor de Barcelona, Mª Asumpció Roset, fue la responsable de presentar la conferencia inaugural del encuentro, recordando que “la ciudad de Barcelona incorporó el concepto del envejecimiento activo en el año 2012,  en el marco del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad entre Generaciones” y que “desde los distritos se han impulsado 10 programas para promover el envejecimiento activo y el buen trato a las personas mayores”. Cabe señalar que las conclusiones de esta convención sirven de referente para la actuación municipal.

La revisión del marco de políticas del envejecimiento activo, en respuesta al aumento de la longevidad, marcó la conferencia inaugural a cargo del Dr. Alexandre Kalache, copresidente del Centro de Longevidad Internacional-Alianza Global y presidente del Centro de Longevidad Internacional de Brasil. Kalache destacó que “actualmente hay más personas vivas de más de 60 años que la suma de todas las personas que ya han llegado a esta edad a lo largo de la historia”. Frente a esta realidad, defendió que ahora es el momento de cambiar el paradigma del envejecimiento para pasar a ver a “las personas mayores como participantes activos en una sociedad para todas las edades, como protagonistas y beneficiarios del proceso de desarrollo”.

Kalache explicó que en el año 2002 se creó un marco político del envejecimiento activo desde la OMS, que ha tenido influencia en todo el mundo y que definía el envejecimiento activo como “el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas a medida que envejecen”. Entre los determinantes de este envejecimiento activo, Kalache subrayó “el acceso a servicios sociales y de salud, así como determinantes personales, de actitud, físicos, sociales y económicos, siempre influenciados por dos factores transversales: el género y la cultura”.

El copresidente del Centro de Longevidad Internacional-Alianza Global añadió que los cuatro pilares del envejecimiento activo entendido como un ciclo de vida son “la salud, el aprendizaje continuo, la participación, la seguridad y la protección” y afirmó que, “el nuevo paradigma del envejecimiento pasa por situar al individuo (tanto el que recibe como el que cuida) en el centro y por impulsar la solidaridad intergeneracional”. Finalmente, defendió la emergencia de un nuevo segmento de población: el de la “gerentolescencia” formado por personas mayores activas.

Seguidamente, en esta IV Convención de las Voces de las Personas Mayores tuvo lugar la presentación del proyecto “Vincles BCN”, ganador del primer premio del concurso “Mayors Challenge” de la fundación impulsada por Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York.

Uno de los artífices de este proyecto, el director de Innovación Social del Área de Calidad de Vida, Igualdad y Deportes del Ayuntamiento de Barcelona Ramón Sanahuja, explicó que esta iniciativa propone “romper con el aislamiento social de la gente mayor de la ciudad, mediante el establecimiento de una red de soporte público y del entorno personal de ésta, por medio de la tecnología, que incluya familia, amigos, trabajadores sociales y voluntarios”. El proyecto, actualmente en fase de prueba piloto, tiene como objetivo llegar a 20.000 personas en la ciudad de Barcelona en 2017.

La segunda jornada de este encuentro, celebrada el pasado día 4 de febrero, se inició con la presentación y proyección del cortometraje “Buen trato en todo momento”, producido por Essa Producciones del Aula Audiovisual del Espacio de Gente Mayor de Sant Antoni de Barcelona, con el apoyo del Consejo Asesor de la Gente Mayor de Barcelona.

A continuación, tuvo lugar la mesa redonda “Hacia un horizonte sin personas mayores maltratadas”, moderada por Jordi Grané, jefe de gabinete de la Concejalía de Familia, Infancia, Usos del Tiempo y Discapacidades del Ayuntamiento de Barcelona. En esta mesa, el presidente del Comité de Bioética de Catalunya, Marc Antoni Broggi, reivindicó  la importancia de “distinguir que el envejecimiento y la enfermedad no son sinónimos” y remarcó que “desde la conciencia de la diversidad de la gente mayor y el respeto por parte de la sociedad, se evitará el maltrato”. Por su lado, la Doctora en Filosofía de la Universidad de Barcelona, Begoña Román, explicó que el maltrato hacia las personas mayores “tiene muchas caras y que el más preocupante es el que ejerce de forma inconsciente el entorno con la infantilización o la indiferencia, situaciones que generan una humillación de la persona”. Román añadió que “la sociedad que venera la juventud y la productividad ha convertido en vergüenza la situación de dependencia y vejez”. Frente a esta situación, la Doctora en Filosofía de la Universidad de Barcelona propuso “un cambio de mentalidad que entienda el envejecimiento como una etapa más a vivir con gozo y que es una cuestión de justicia intergeneracional y no de compasión”.

Finalmente, la Comisionada de Alcaldía de la Gente Mayor de Barcelona, Mª Assumpció Roset, hizo un balance del Plan Municipal para las Personas Mayores 2013-2016 recordando que en Barcelona hay 346.969 personas mayores de 65 años, las cuales representan un 21,4% de la población total. Roset explicó que este plan presenta 4 líneas estratégicas, 16 objetivos generales, 43 objetivos específicos y 210 acciones. La primera línea estratégica hace referencia a las personas mayores como protagonistas activas de la ciudad y entiende la participación como “un compromiso social y una estrategia para construir un mundo más inclusivo y solidario con las personas mayores que piden participar y decidir”. La segunda línea se centra en el bienestar y la salud. En este sentido, Roset subrayó que la atención social a las personas mayores con necesidades representa uno de los principales ejes de actuación del gobierno municipal, y en este sentido destacó que “en el período 2012-2013 los servicios de atención social se han incrementado en un 4% y las comidas a domicilio un 9,93%, mientras que durante el 2014 se han atendido 73.688 personas mediante el servicio de teleasistencia”.

La Comisionada de Alcaldía de la Gente Mayor de Barcelona también explicó que el plan impulsa la lucha contra la soledad de las personas mayores, el apoyo a las familias cuidadoras y el fomento del envejecimiento activo iniciado en 2012 con el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad entre Generaciones.

En lo referente a la tercera línea estratégica del plan, enfocada al buen trato y la igualdad, Roset destacó “la medida de gobierno a favor del buen trato a las personas mayores y las actuaciones que se han desplegado en esta línea”. Además, subrayó el fomento del acceso de la gente mayor a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Finalmente, en referencia a la cuarta línea estratégica centrada en la mejora de la calidad de vida de las personas mayores en la vida cotidiana de la ciudad, Roset defendió que el consistorio impulsa la movilidad y la accesibilidad en el transporte público, así como el impulso dado a la construcción de viviendas con servicios.

En las conclusiones de la convención, se constató la necesidad de continuar trabajando para mejorar los servicios sociales y de salud, priorizando la implantación de la metodología centrada en la persona y respetando sus derechos. También, se reconoció la voluntad de dar valor al trabajo de profesionales y familiares que dedican tiempo a atender a las personas mayores y se constató que el cuidado no solo es competencia de las mujeres y que hay que trabajar para hacer efectivo un cambio de rol en el que los hombres también se impliquen.

En la IV Convención de las Voces de las Personas Mayores también se habló del impacto de la crisis y se reafirmó la determinación de recuperar derechos sociales perdidos. Por otra parte, y con respecto a los mayores como protagonistas activos en la ciudad, se reivindicó la voz de las personas mayores en los procesos de participación y decisión, y se hizo hincapié en la importancia de potenciar las interacciones intergeneracionales y el voluntariado u otras formas de participación social.

Fuentes:  IV Convención de las Voces de las Personas Mayores (Acceso a los materiales de la convención: http://www.convenciogentgran.org/) y http://www.news3edad.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s