Archivo de la categoría: Relatos

Espuma de mar

Estándar

alma-gemela-1.jpg.jpgw=500&h=503… Lo cierto es que por momentos a Candela le superaba esta situación y no sabía cómo enfrentarla, pero volviendo al terreno laboral, acababa encontrando un punto de equilibrio… Pero, al fin y al cabo, contaba con su amistad, y eso también lo valoraba. Eso sí, sentir el gusanillo en el estómago cuando él estaba a su lado era inevitable…

Candela acudía puntualmente todas las mañanas a la biblioteca y su jornada laboral se prolongaba hasta el mediodía. Un día, al salir del trabajo, le propuso a Joan ir a una piscina cubierta, pues a ella le relajaba mucho nadar.

Ambos nadaban solos en una misma calle, pero poco después llegó un chico, y empezaron a compartir el mismo espacio los tres. Al quedar otra calle vacía, ella decidió cambiarse para poder nadar más cómodamente.

Seguidamente, llegó otro chico a la calle en la que nadaba Candela y Joan, y no tardó en salir furioso del agua y montó un verdadero escándalo ridiculizándola en aquella piscina.

-¿Lo estabas deseando, verdad?, ¡venga, díselo claramente!, a esta chica le gustas, pero hay un pequeño inconveniente: está conmigo.

Candela no sabía dónde meterse por la vergüenza. Desde luego que allí en el agua pocas opciones tenía.

Y de vuelta a casa, con dulzura, y haciéndole ver lo bonita que era la relación que tenían, Abel le decía que todo podía ser muy sencillo, si ella se portaba bien con él.

Poco a poco, pero con gran sutileza, iba cerrando el cerco. Al trabajo de momento le permitía ir, no sin cierto recelo pues alguna vez sí había notado que ella volvía más contenta.

Un día Joan y Candela se quedaron más tarde de lo habitual, pues a última hora habían llegado unas cajas de libros y debían dejarlos catalogados. Al día siguiente el centro recibía una importante visita de un político.

Viendo que esta tarea les iba a llevar más tiempo del previsto, y teniéndola que retomar durante las primeras horas de la tarde, decidieron ir a comer juntos a un restaurante.

Candela sentía que Joan empezaba a ser su refugio, su pequeña vía de escape, y que lo tenía todo para enamorarse de él, desde luego que con él la vida parecía tener otro color, y Joan le confesaba sentirse muy cómodo con ella, pero seguramente desconocía la dimensión de lo que a ella le inspiraba…

Ese día que tan cerca había sentido estar del cielo con él, se convirtió en una auténtica pesadilla al llegar a casa. Candela había olvidado por unas horas a Abel, pues con Joan apenas había sido consciente del paso del tiempo. No era la primera vez. Con él, el tiempo pasaba demasiado deprisa.

Abel, que la esperaba en casa desde hacía varias horas, estaba realmente furioso y tras los insultos y los gritos, ella empezó a ser objeto de una terrible agresión física, que la dejó totalmente abatida, hecha verdaderos añicos en el suelo de aquel salón que ahora le parecía tan oscuro…

images

… Continuará en próximas publicaciones.

Acompaño algunas reflexiones a este nuevo capítulo del relato, como viene siendo habitual.

El encuentro de las almas gemelas sucede mucho antes de ocurrir el conocimiento en el plano físico. Cada encuentro se dice que es un milagro. Las almas gemelas no se reúnen por capricho sino por Misión; vienen a cumplir además de un convenio sagrado, una Misión Sagrada referente al Amor.

La búsqueda entre las almas tiene dos opciones: el camino del dolor y el camino del propósito.

–  Por el camino del dolor: Es demasiado probable que las almas gemelas no cumplan su Misión.

– Por el camino del propósito: Las almas gemelas siempre se encuentran para cumplir su convenio y su misión de transformación necesaria.

Cuando dos almas gemelas se reúnen, los aprendizajes faltantes que cada una tuviera, se potencian activando los aprendizajes pendientes. La atracción entre ambas es poderosa y tendrá la estabilidad que cada una de ellas haya conquistado en su evolución personal.  No importa lo que termine ocurriendo entre ellas, estarán siempre cercanas aún en la distancia.

“Atraemos siempre a los seres correctos de acuerdo a nuestro estado de Amor o de Carencia”. Mucha luz y paz para ti.

Anuncios

Espuma de mar

Estándar

equilibrio-m-y-f
… Y ahora, también se daba cuenta, él había ido construyendo con el paso del tiempo un gran castillo amurallado entre ella y su entorno, que cada vez se iba reduciendo más a él. De hecho, apenas le quedaban ya amigas y con su familia se había distanciado.

En las últimas semanas también había notado que Abel estaba consumiendo más alcohol del habitual y que le volvía irascible. Se ponía muy agresivo por momentos.

Por otra parte, empezaba a notar ciertas actitudes y contestaciones que no eran habituales en él. Un día al volver de la compra, Abel se enfadó muchísimo porque ella había olvidado un producto que él le había dicho que comprara, y le dijo algo tan desagradable que quedó grabado en su mente:

-Pues Candela la próxima vez te lo apuntas en la compresa, que vaya que si que traes en la bolsa unas cuantas para ti.

Esta frase le impactó porque hasta ese momento, en el tiempo de convivencia que llevaba con él, que ya era de casi medio año, nunca había habido una salida de tono tan vulgar.

Por otra parte, Abel empezaba a criticar cómo cocinaba, que si no tenía la casa en condiciones, sus conversaciones con las vecinas… Cualquier cosa la ponía en tela de juicio.

Mientras esto ocurría entre Abel y Candela, la vida laboral de Candela transcurría con cierta tranquilidad. Eso sí, sentía que con Joan había una conexión cada vez mayor.

Joan y Candela, dos vidas que aparentemente no tenían mucho en común, aunque no tardó en despertarse entre ellos una combinación de afecto y pasión que por momentos y días era muy intensa, era algo delicadamente bello.alma-gemela-1.jpg.jpgw=500&h=503

Él había bromeado alguna vez diciendo que aquello era amor, pues desde que ella había entrado en la biblioteca se sentía mucho más motivado, más feliz, y ella entendía esta relación más cercana al deseo, con grandes dosis de compañerismo y amistad.

En algún momento también le había confesado no estar enamorado de su pareja, pero sí temía que la relación con Candela, y esto lo intuía ella, hiciera tambalear los pilares en los que había querido asentar su vida. Y esos pilares había querido siempre que fueran muy estables…

Otra cosa es que no pudiera evitar sentir una gran atracción por ella, ¿o se trataba de amor, como le había dicho él en alguna ocasión?, alguna vez lo había puesto en duda Candela… Y también en alguna ocasión, en más de una ocasión, le había costado entender esta relación, pero allí seguía, sin miedo a lo que el futuro le pudiera deparar.

A menudo pensaba que Joan no había entrado en su vida por casualidad, y si estaba ahí era para hacerle avanzar en algo que por sí sola no podía. Sin duda, Joan le iba a ayudar a aprender algo de vital importancia y ella lo necesitaba en su vida.

Pero el encuentro con Candela tampoco había sido por azar en la vida de Joan…

 

… Continuará en próximas publicaciones.

 

El encuentro de las almas

“Los encuentros más importantes ya han sido planeados por las almas, incluso antes de que las almas se hayan visto. Generalmente estos encuentros se dan cuando llegamos a un límite, cuando necesitamos morir y renacer emocionalmente. Los encuentros nos esperan, pero la mayoría de las veces evitamos que sucedan. Sin embargo, si estamos desesperados, si ya no tenemos nada que perder o si estamos muy entusiasmados con la vida, entonces lo desconocido se manifiesta, y nuestro universo cambia de rumbo”.

(“Once Minutos” de Paulo Coelho)

 Todos estos encuentros y relaciones dentro de la “conexión kármica” son emocionalmente intensos, ya sean en forma positiva o negativa, y ocurren por un motivo o propósito… no hay que temerlos. Mucha luz y paz para ti.  Buenas noches.

Espuma de mar

Estándar

equilibrio-m-y-fJoan vivía con auténtica pasión su trabajo al que se sentía consagrado. Era metódico, muy disciplinado y se mostraba siempre servicial y atento con todas las personas que se acercaban a lo que él consideraba “su casa”, ya fueran usuarios habituales o acudieran por primera vez a la biblioteca. 

Era al tiempo muy ocurrente e ingenioso. Siempre trataba de buscar el lado cómico a situaciones cotidianas que aparentemente no tenían ninguna gracia, con tal de hacer felices a los demás.

Candela también trabajaba en la biblioteca, en su caso como ayudante, a la que acudía a diario, y pronto inició una relación de complicidad con Joan, con el que compartía su pasión por los libros, y más adelante fueron dándose cuenta, algunas cosas más.

Candela iniciaba esta amistad en un momento en el que, ahora se daba cuenta , había dejado de ser “Candela” en su vida más personal, pues lo primero era satisfacer los deseos y las necesidades de su novio Abel. Pero -desde sus adentros- se convencía a sí misma de que todo ello era reflejo del amor que él sentía por ella, era su forma de expresarlo. Y ella tenía que corresponderle con la misma intensidad y de la misma manera.

Pero Abel era muy celoso, tremendamente posesivo… Basta que él pusiera el grito en el cielo con la ropa que ella no debía llevar porque era provocativa, que dijera qué amistades no le convenía tener porque no eran buenas para ella, o ejerciera otras formas, que ahora le parecían de control, para que, en base a ese gran amor, ella pensara que debía complacerle.

Si bien es cierto que por momentos ella empezaba a vivir esta relación como un “amor cautivo”, ya que él lo empezaba a abarcar todo… Pero, cuando Abel intuía en ella la mínima duda, no tardaba en reconquistarla con palabras con sabor a mar que a ella le encantaban…

Tampoco había tenido Candela apenas relaciones de pareja y, desde su corta experiencia, pensaba que las reacciones de él podían ser las habituales en cualquier hombre que amaba a su pareja y él debía quererla mucho…

“Tú eres mi sirena y para los dos construiré el más grande de los castillos en el mar”, solía decirle, y la mente de ella se adentraba en los más bellos paisajes marinos que solo él sabía dibujar para ella…

… Continuará en próximas publicaciones.

alma-gemela-1.jpg.jpgw=500&h=503

“… En ciertas reencarnaciones, nos dividimos. Así como los cristales y las estrellas, así como las células y las plan­tas, también nuestras almas se dividen. Nuestra alma se transforma en dos, estas nuevas al­mas se transforman en otras dos, y así en algunas ge­neraciones, hacemos parte de lo que los alquimistas llaman el Anima Mundi, se li­mitan a dividirse, están creciendo pero también que­dándose cada vez más débiles. Por eso, así como nos dividimos, también nos reencontramos. Y este reen­cuentro se llama Amor. Porque cuando un alma se divi­de, siempre se divide en una parte masculina y una fe­menina…”

“Brida” de Paulo Coelho

Mucha luz y paz para ti . Buenas noches.

Espuma de mar

Estándar

  equilibrio-m-y-fMira hacia el horizonte donde el cielo se funde con el mar y una amplia gama de azules dibujan una bella estampa veraniega, en la que su mirada curiosa se pierde en cada uno de los detalles y sus pensamientos recorren cada una de las variedades cromáticas de este intenso azul.

El cielo está despejado y hoy el sol dibuja una amplia sonrisa… Desde la tranquilidad que le emana esta vista, se adentra en cada una de las notas musicales que van penetrando en sus oídos, a través de una magistral interpretación musical, la de “El canto de las sirenas”, que en esos momentos suena a través de una emisora de radio.

La tonalidad del azul de mar se aclara a medida que llega a la orilla, hasta confundirse con la espuma que crean las olas, al igual que sus pensamientos, que esta búsqueda cromática interiorizada le permite ver con mayor claridad. Sentada junto al mar, desde ese olor inconfundible, cierra los ojos y se dispone a iniciar un pequeño viaje en el tiempo que le llevará a conocerse, e incluso a entender el mundo que le rodea, un poco mejor.

Han pasado seis años desde que se vio en esa encrucijada de sentimientos encontrados y deseo, que el sosiego ahora le permitía analizar con más calma, pero que tantas veces pensó que era una broma pesada que la vida le estaba gastando, poniéndola en contra de su propio destino.

Y a menudo se preguntaba qué había hecho ella para merecer este “vaivén emocional” que tan pronto la hacía volar en tan altos vuelos y, casi sin que pudiera darse cuenta y reaccionar, dejaba sus alas completamente rotas en el suelo… cuando además ella buscaba siempre en su vida tener una cierta serenidad.

Mientras se hacía esta pregunta desde la orilla del mar, sus pies se iban cubriendo progresivamente de la espuma de mar de esas primeras olas que acompasadas iban llegando a la orilla, como si de un renacimiento bautismal se tratara.

Al fin y al cabo, en sus actuales circunstancias, esta renovación tenía sentido. De hecho tiempo atrás también había iniciado este recorrido desde la amplia gama de su azul emocional, desde los tonos más marinos hasta los más claros que le llevaban a su propio mundo celestial, pasando por su venerado turquesa, hacia la transparencia y la luz que le ofrecía la espuma de mar que en esos momentos alcanzaba sus pies…

Candela había estado trabajando en una biblioteca pública de una pequeña localidad costera del litoral catalán un año atrás. El trabajo había sido muy enriquecedor a nivel profesional y personal, guardaba un buen recuerdo. Allí había conocido a Joan. Él era el bibliotecario que celosamente custodiaba un gran número de volúmenes de diversas temáticas y para todas las edades que el centro albergaba…

…Continuará en próximas publicaciones.

.3beae-almas

… Atraemos personas como compañeros, amigos, colegas cercanos, parejas… cuya frecuencia es similar a la nuestra con las que también tenemos  una tarea espiritual que hacer. Se trata de un aprendizaje que lograremos sobrepasar en cada una de las pruebas, por más difíciles que sean, aprendiendo las distintas lecciones. Las almas afines son kármicas y se acompañan. Es una imagen igual a la tuya, vibrando en la misma frecuencia y en la misma sintonía. Es algo natural a lo que no hay que temer. La magia surge desde el interior del alma, y de ella emana una comprensión ilimitada más allá de toda razón.  Mucha luz y paz para ti . Buenas noches.